| |

Letras De Café

Fragmentos para degustar

  La importancia de la catación de café

Aunque muchos no lo crean, el café es una bebida compleja capaz de proporcionarnos más de 800 aromas, pero rara vez captamos toda su variedad de matices y sus posibilidades. La catación nos va a dar toda la información sobre la calidad del café y su sabor.

El grano de baja calidad no nos ofrece una gran variedad de aromas, pero con el café fresco y de mejor calidad es posible aprender a distinguir aromas y sabores, permitiendo encontrar diferencias significativas según su origen y formas de procesarlo. A medida que ampliamos nuestra esfera sensorial, podremos apreciar con toda su intensidad los componentes, características y orígenes, apreciando en su totalidad el sabor del café.

Distinguir todas las virtudes y, por qué no, los defectos del café puede estar al alcance de cualquiera, solo requiere de práctica y una mente abierta para descubrir las características de cada grano a través de la comparación, así como de algunas características básicas que nos ayudarán en el camino: su aroma, la acidez, su cuerpo, el sabor y el regusto y el retrogusto.

Aroma

El olfato nos ayudará a anticipar el sabor, ya que está determinado por la fragancia que olemos del café recién molido y al verter agua caliente. 

Acidez

Es una característica altamente deseable en el café. Pero, contrario a lo que puedas pensar, no tiene nada que ver con lo agrio o amargo. La acidez se refiere a la propiedad vivificante y limpiadora del paladar, es decir, es la sequedad que la bebida produce en los bordes de la lengua y en la parte de atrás del paladar, esto hace que resalten sus cualidades. Si tiene poca acidez, el café tiende a ser plano.

La acidez  puede depender de la altura del terreno en el que crecieron los granos, los procesos de beneficiado, la variedad y el tostado entre otros factores.

Cuerpo

Se refiere a la consistencia y permanencia del café en la boca, así como su viscosidad, peso y grosor. Ésta cualidad está altamente relacionada con los aceites y sustancias que se extraen durante el tratamiento de los granos.

Sabor

Se define como la impresión combinada de todas las sensaciones de las papilas gustativas y los aromas que van de la boca a la nariz. Para poder calificar el sabor se debe tomar en cuenta la intensidad, calidad y complejidad del café en la taza.

Retrogusto

En él se describe la sensación inmediata después que el café es tragado o desechado.  Algunos cafés se desarrollan al final, cambiando de manera agradable.

Es importante que la catación del café sea una experiencia divertida e interesante que nos invite a la reflexión.

 

Referencias: 

http://infusionistas.com/

https://www.anacafe.org/

http://revistaelconocedor.com/

https://s.yimg.com/ny/



 

Todos los derechos reservados a Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad A.C.