| |

Letras De Café

Fragmentos para degustar

  El café como bronceador

El café no solo nos da energía para comenzar un nuevo día es, como lo hemos expuesto en post pasados de este blog, una fuente interminable de beneficios para nuestro cuerpo y salud; este grano, tan pequeño como lo ves, contiene secretos que pueden ayudarte a resaltar tu belleza.

Sabemos que el grano molido puede ayudarnos a combatir la celulitis, incluso existen en el mercado cremas profesionales que cuentan con el café como ingrediente principal para poder atacar este terrible problema, es de hecho tan potente el poder del café, que hasta las ojeras disminuye.

Las bondades no se terminan aquí, sabemos que se acercan las vacaciones decembrinas y muchos de ustedes correrán a la playa más cercana para tomar el sol de invierno y a descansar en las blancas arenas nacionales; pero si este no es tu caso, y al igual que yo, te quedarás en la ciudad, debes saber que también puedes lucir una piel con un color envidiable, y en este post, te revelamos uno de los beneficios más increíbles del café en la belleza: Su uso como bronceador.

El café como bronceador es una excelente alternativa para tener un color envidiable y ayudar a que nuestra piel luzca más sana y tersa, pues los granos molidos no solo nos dan ese tono caribeño, también sirven como un exfoliante natural, además de ser una opción para dejar de lado los autobronceadores comerciales que solo resecan y dañan nuestra piel.

Así que sin más, te compartimos la receta para que puedas crear tu propio autobronceador de café y lucir un radiante bronceado:

Ingredientes:

Granos de café molido

Sal (media taza)

Aceite de oliva (4 cucharadas)

Vainilla (una cucharada)

Proceso:

Mezcla todos los ingredientes hasta crear una pasta de textura cremosa, cuando esté lista, toma pequeñas porciones y aplícala sobre tu piel, dando pequeños círculos con las yemas de tus dedos para que la pasta penetre mejor.

Deja que la pasta repose sobre tu cuerpo por una hora, pasado este tiempo, toma una ducha de agua tibia.

Humecta tu piel con la crema de tu preferencia y asómbrate con el color espectacular que has adquirido gracias al café.

El efecto de color desaparecerá con la frecuencia de tus duchas, tiene una duración de un máximo de semana y media, por lo que si quieres lucir un bronceado perfecto antes de una reunión importante, puedes aplicar esta mezcla un par de semanas antes, para que luzca aún más natural.

También puedes usar el café como un bronceador de momento y llevarlo contigo a la playa, con esta mezcla lograrás en un menor tiempo el color que tanto deseas y este se fijará más a tu piel, así que toma nota:

Necesitarás:

Una botella con atomizador.

2 o 3 tazas de café diluidas (depende de la intensidad y del uso que le darás)

2 cucharadas de aceite de almendras

Agrega unas gotas de la esencia de tu preferencia.

Proceso:

Vierte los ingredientes en la botella, ciérrala bien y agita vigorosamente antes de aplicarla en tu cuerpo, si usas diario este bronceador, notarás una piel más hidratada y con un brillo espectacular, además de que el color se fijará más.

Si usas esta mezcla en la playa, asegúrate de no pasar mucho tiempo bajo el sol con ella, pues no te protege de los rayos solares, recuerda que debes usar siempre un bloqueador para cuidar tu piel y mantenerla siempre en buen estado.

Ahora solo te queda guardar los asientos del café que tomas cada mañana, como puedes ver nada de este grano se desperdicia.

 

Imágenes: 

bellezaslatinas.com

static.iris.net.co

gemacabanero.com

Fuentes:

belleza.facilisimo.com

 

aliciaborchardt.com/?p=3240

 

 

 

 

 

 



 

Todos los derechos reservados a Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad A.C.